¿Que es eso de “punto gatillo”?

¿Que es eso de “punto gatillo”?

Como muchos de mis pacientes sabrán, así como muchas de las personas que hayáis acudido a un fisioterapeuta, una de las técnicas para trataros es la llamada “punción seca“. Sí en efecto, esa delgadita aguja que parece inofensiva pero que cuando toca el punto que tiene que tocar es digámoslo….desagradable. Cuando surge la pregunta de; “y esto para qué”, es cuando aparece la palabra mágica, puntos gatillos. Voy a intentar responder a varias cuestiones que suelen formular digámoslo pacientes ante este termino.

¿Que es un punto gatillo?

Se trata de una zona híper irritable localizada en un músculo, en una banda tensa de este músculo. El fisioterapeuta a la palpación nota un pequeño bultito que, a la presión es doloroso, pero no solo esto, si no que además la estimulación de este punto reproduce una sensación dolorosa semejante a la que sufre el paciente de manera espontánea, sin que nadie le toque ese punto. En muchas ocasiones produce un dolor a distancia que abarca toda la zona de molestias de nuestro paciente.

Los puntos gatillos los tenemos todas las personas, aunque no tengamos dolor, y a la presión manual siempre provocan un dolor. Entonces ¿que diferencia hay entre estar mal o estar bien para este punto? Cuando el músculo está “bien”, sano, el punto solo duele a la estimulación manual, a esto se le llama punto gatillo latente. Cuando sin necesidad de presionarlo provoca una molestia difusa y de extensión más o menos amplia hablamos de punto gatillo activo. Es sobre este ultimo sobre el que los fisioterapeutas actuaremos.

¿Por que se activa el punto gatillo?

Como he dicho todos tenemos puntos gatillos, el problema viene cuando estos se activan. Por desgracia es aquí donde viene lo complicado, tratar un punto gatillo es relativamente sencillo (por ejemplo con la mencionada punción seca), pero ¿cual es el origen de esta activación?. El punto gatillo puede ser un problema primario en sí mismo y responder por ejemplo a una causa puramente mecánica, como un esfuerzo intenso o prolongado de un músculo, lo que se conoce como una sobrecarga o contractura.

Cuando un punto gatillo es una manifestación secundaria de otro trastorno o disfunción es cuando viene el reto. Un buen profesional intentará llegar a averiguar el origen de esta activación. ¿Que puede estar provocando la activación del punto gatillo?, tenemos factores mecánicos como son los sobreesfuerzos, gestos repetitivos, desequilibrios musculares, reacción a traumatismos…

Por otro lado tenemos factores menos evidentes, un punto gatillo puede ser el reflejo de un problema orgánico (cistitis, intestino irritable, dismenorrea, trastornos urogenitales…), una artrosis de cadera, hombro, rodilla…, una enfermedad metabólica o nutricional… Todo esto por no entrar a valorar los estímulos de índole psicológica como estrés, ansiedad, depresión, que son grandes responsables de la activación de puntos gatillo.

Cuando veamos que tras tratar un punto gatillo en varias ocasiones esté tiene tendencia a volver a activarse de forma repetitiva debemos formularnos preguntas y comenzar una búsqueda de causas.

¿Solo se tratan con punción seca? ¿como actúa esta?

No, para mí particularmente es el método de elección en la mayoría de los casos, pero existen más formas de tratarlos como puede ser la presión isquémica o la relajación post-isométrica. Aún que como he mencionado el éxito de un tratamiento será diferente si el punto gatillo es un problema primario en sí mismo o secundario a otro trastorno o causa.

Cuando hablamos de punto gatillo estamos haciendo referencia a un circuito neuronal que esta activado de forma permanente, uno de nuestros objetivos con la punción seca es cortar este circuito en permanente activación. Mediante la punción seca se genera un híper estimulo que nuestro sistema nervioso va a integrar en un primer momento como agresivo, lo que provocara la reacción de nuestro organismo. Es esta reacción la que realmente nos va a curar, la punción es el estimulo para que nuestro organismo se ponga en funcionamiento. Desde el mismo momento de realizar la punción hasta horas y días después se producen cambios a nivel neurológico y metabólico que van a intentar reconducir estos circuitos a un estado de normalidad.

Existe una extensa bibliografía en lo referente a puntos gatillos, dolor miofascial, dolor muscular, etc. Espero haber acercado un poco más el conocimiento de nuestro cuerpo, de una forma clara y sencilla. Y tan solo una reflexión para finalizar, a un buen profesional le interesa que sus pacientes sean conscientes de lo que les pasa y de que se hace para solucionar su problema, la implicación del paciente es fundamental para una resolución eficaz de su problema.